‘La formación de quistes en el tejido renal es una entidad muy frecuente en la población general. Un quiste es una ‘bolsa’ con contenido líquido en su interior.

Existen varios tipos de quistes y según sus características podemos definirlos como quistes simple o complejo.

¿Cómo puedo saber si tengo algún quiste renal?

Para detectar un quiste, basta con una simple ecografía abdominal, nos puede identificar si hay presencia o no de quistes en el riñón y las características de este.

La gran mayoría de los pacientes descubren la presencia de quistes renales simples cuando se realizan una ecografía abdominal por otros motivos.

Dra. Tania Monzón. Nefróloga. Avericum.

Si lo tengo ¿es bueno o es malo?

La formación de quistes es un proceso de envejecimiento renal, a medida que cumplimos años es mas probable que desarrollemos algún quiste renal.

Un quiste simple es una bolsa redonda con líquido en su interior, generalmente no tiene ninguna repercusión clínica, no tiene riesgo de convertirse en un cáncer renal ni tampoco precisa tratamiento alguno.  

Únicamente se tratarían los quistes simples que, por su gran tamaño comprimiera estructuras abdominales o causara dolor.

Un quiste complejo sería aquel que tuviera irregularidades como:

  • Una forma no redonda o no completamente redonda
  • Formación de paredes o septos en su interior
  • Material en su interior que por ecografía pueda corresponder a sangre o infección (pus).
  • Calcificaciones en el interior o en las paredes del quiste.

En estos casos, se puede precisar una técnica de mayor alcance para valorar mejor los quistes como es el TAC y dependiendo de la apariencia de los quistes, se clasifican según un sistema llamado CLASIFICACION DE BOSNIAK. Esta clasificación esta diseñada para valorar las posibilidades de que un quiste renal complejo esté asociado con un cáncer renal.

  • Bosniak I: Menos de un 2% de probabilidades
  • Bosniak II-III: De 10-50% de probabilidades
  • Bosniak IV: La mayoría hasta un 92% de estos quistes se relacionan con un cáncer renal.

Recuerda que la mayor parte de los quistes renales encontrados ‘por casualidad’ en una ecografía abdominal, son quistes simples totalmente benignos. Consulta con tu médico/nefrólogo/urólogo y ellos te informarán de tu caso particular.