healthy

CONSEJOS GENERALES

La diálisis debe ser un medio que le permita estar bien para hacer las cosas que desea hacer en su vida. Una dieta equilibrada y ajustada a sus necesidades particulares, la práctica regular de ejercicio, evitar el consumo de alcohol, no fumar y tomar la medicación regularmente contribuirá a su bienestar.
Trate de dormir bien y continuar con sus actividades y aficiones habituales, debe sentirse útil y autónomo en la medida de lo posible.

EJERCICIO

Practique algún tipo de ejercicio físico moderado con frecuencia, adaptado a su edad y condición física. Algunos ejercicios recomendables son: caminar, natación, bicicleta, gimnasia. Sea cual sea el ejercicio físico elegido, éste no debe ser agotador y debe proteger adecuadamente la extremidad portadora del acceso vascular (Fístula o Catéter).

DIETA

Cuando sus riñones no funcionan normalmente, usted pierde la capacidad de eliminar desechos a través de su orina y los acumula en sangre. Hablamos entre otras sustancias del sodio, el potasio, el fósforo y la urea. A través de la alimentación adecuada podremos cuidar de su enfermedad, evitar complicaciones y contribuir a su bienestar.
Es importante consumir una cantidad adecuada de proteínas y calorías para mantenerse con buena salud, pero cada persona tiene diferentes necesidades de acuerdo con su tamaño, función renal residual y edad. Al iniciar la Hemodiálisis su dieta será distinta de la que seguía antes de comenzar el tratamiento.

RECOMENDACIONES GENERALES

  • Consumir aceites vegetales (aceite de oliva), carnes, pescados y huevos, en cantidad moderada.
  • Evitar consumir alimentos con alto contenido en potasio.
  • Disminuir el consumo de alimentos con alto contenido en fósforo (sobre todo si se tiene el fósforo alto en la sangre).
  • Evitar alimentos salados y sal de mesa (puede utilizar especies para condimentar).
  • Controlar durante el día lo que bebe (leche, agua, infusiones, yogures, etc….) para evitar acumular mucho peso entre cada diálisis, dependiendo de lo que orine.
No obstante, siempre es necesario individualizar porque cada paciente puede tener necesidades específicas. Para ello consulte a su médico sobre su analítica y pída consejo a su enfermero sobre su alimentación.
Además puede ayudarse de la tabla de composición de alimentos para conocer la cantidad de calorías (cal), proteínas (prot), potasio (K), fósforo (P), calcio (Ca), sal (sodio Na), etc… que tienen los alimentos que más se consumen.