Toma nota de los siguientes consejos que tiene como finalidad protegerte de las altas temperaturas, siempre controlando la ingesta de líquidos. ¡Allá van!

10 consejos para protegerte del calor 

  1. Hidratarse es fundamental, pero teniendo en cuenta la cantidad de líquidos permitidos. Sabiendo que esto es diferente para cada paciente en diálisis.  Normalmente se permite el volumen de orina al día + 500ml.  Los puedes tomar fríos o en forma de cubitos de hielo. Pero recuerda que todos los líquidos suman. Evita bebidas con cafeína, refrescos azucarados y el alcohol, que favorecen la deshidratación.
  2. Evita comilonas, aliméntate bien. Elige platos sencillos, con cocciones simples, plancha, vapor, horno… No abuses de fruta y/o verduras crudas.  Recuerda tu lista de alimentos.
  3. Protégete del sol. Usa crema solar y repite la aplicación varias veces al día.
  4. Mejor a la sombra. Intenta estar en lugares frescos y bien ventilados, a la sombra o climatizados.
  5. Reduce la actividad física en las horas fuertes de calor: 12 del medio día/ 6 de la tarde.
  6. Usa ropa de tejidos naturales. Ligera, holgada, transpirable y calzado cómodo, para evitar rozaduras.
  7. Utiliza la mascarilla y respeta la distancia de seguridad, lávate frecuentemente las manos.
  8. Cuidado en el coche. Intenta conseguir una buena temperatura interior, el calor excesivo provoca somnolencia.  Evita quedarte en el coche si va a estar parado mucho tiempo, porque alcanzan grandes temperaturas en solo unos minutos y pueden provocar golpes de calor.
  9. Ojo con los síntomas.  Sequedad, piel enrojecida, pulso débil y/o acelerado, dolor de cabeza, malestar general, confusión, etc… No dudes en solicitar asistencia médica.
  10. Medicamentos: mantén tus medicinas en un lugar fresco.

 Aunque haga calor y te resulte incómoda, es la mejor manera de ayudar a frenar la expansión de la COVID-19.