Entrevistamos a Irene Pellico, subdirectora de enfermería de los centros de Avericum para que nos cuente, bajo su punto de vista como enfermera nefrológica, la actual situación sanitaria con motivo del Covid-19 y cómo actúa la enfermería y auxiliares en estos momentos.

  • ¿Cómo actúa la enfermería en situaciones de crisis sanitaria?

Tanto en ésta como en otras crisis sanitarias, el papel de la enfermería resulta crucial e insustituible. Somos, en muchos casos, la puerta de acceso al sistema sanitario y también somos los profesionales que tienen mayor contacto con los pacientes.

Los equipos de enfermería y auxiliares de nuestros centros Avericum están demostrando desde el inicio de esta crisis su compromiso, entrega, espíritu de sacrificio, capacitación y responsabilidad. De manera prudente y responsable, hacen todo lo que está en su mano para garantizar una atención segura y los cuidados necesarios en una situación especialmente sensible y difícil.

  • ¿Qué directrices considera vitales en la actuación de la enfermería en los centros de diálisis?

Es vital trabajar adheridos a los protocolos que desde el inicio de la crisis hemos implementado para hacer frente al nuevo coronavirus SARS-cOv-2 en todos nuestros centros y que mantenemos en constante actualización, basándonos en las recomendaciones de las autoridades sanitarias competentes.

Nuestro personal asistencial está formado en las prácticas de control de infecciones, esto es: modo de transmisión, riesgos potenciales para la salud, precauciones a tomar, medidas de protección respiratoria e higiene de manos, uso de ropa y equipos de protección individual, así como el reconocimiento de los síntomas asociados a la infección para la puesta en marcha de medidas dirigidas a evitar la transmisión de esta.

Es fundamental también el importante papel que está jugando la enfermería en el apoyo, acompañamiento y formación a nuestros pacientes y sus familiares.

Irene Pellico, subdirectora de Enfermería en Avericum.

Los pacientes en diálisis son más susceptibles al desarrollo de complicaciones en la infección por COVID-19, bien por su patología de base como en un alto porcentaje, por su edad avanzada. Según los datos que publica periódicamente la SEN – Sociedad Española de Nefrología- el grado de afectación de pacientes en HD extrahospitalaria es alta y su índice de mortalidad está en torno a un 25%.

Por tanto, precisan unas normas de actuación y recomendaciones específicas para su manejo, al igual que acompañamiento y seguridad ante la ansiedad y sufrimiento que esta situación les produce.

No debemos olvidar extremar, más que nunca, las medidas de aislamiento y protección dado que tenemos aún más exposición social con el desconfinamiento parcial.

  • Un mensaje de aliento al personal sanitario 

Quiero transmitir, en primer lugar, mi reconocimiento y agradecimiento a todo el personal de nuestros centros por la generosidad e incondicional entrega que están demostrando algo que, considero, es inherente a nuestra profesión y vocación: brindar los cuidados necesarios y dar lo mejor de nosotros siempre y aún en mayor medida, cuando nuestros pacientes más lo necesitan, como es en esta crisis sanitaria que estamos viviendo.

Debemos sentirnos muy orgullosos de cómo estamos logrando que el impacto de esta pandemia sea mínimo para nuestros pacientes.

Sigamos afrontándola con la misma profesionalidad, serenidad y unidad entre los equipos. Pronto podremos celebrar con nuestros compañeros, amigos y familiares que todo ha pasado y volvemos a la normalidad.