Hoy entrevistamos a Nuria Sánchez, enfermera formadora de Avericum Chiclana.

¿Cuál es la función principal para ti de una enfermera-formadora?

Destacaría dos funciones principales de la enfermera-formadora:

En primer lugar, la formación de personal de nueva incorporación, tanto de conocimientos teóricos como prácticos. Así como transmitirle la pasión y entrega a la profesión y el trato al paciente crónico. Participando en la selección de profesionales a formar.

Y en segundo lugar, la formación y motivación continuada del personal enfermero y auxiliar de enfermería consiguiendo que la práctica diaria no se convierta en algo mecánico y rutinario. Estar al día en los últimos avances de procedimientos y protocolos para transmitirlos a los compañeros y actualizar conocimientos. Intentando resolver cualquier duda que pueda surgir respecto al tratamiento y detectando los temas que sean necesario reforzar.

También es de suma importancia fomentar la colaboración del personal con la comunidad científica, motivando y apoyando para realizar trabajos de equipo e investigación.

¿Cuál es el objetivo de los talleres?

El objetivo principal de los talleres que realizamos es conseguir un equipo de trabajo que ofrezca al paciente un tratamiento con la máxima calidad y seguridad.

Para ello todo el personal de Avericum está formado en los últimos protocolos, estando siempre al día y reforzando los conocimientos ya adquiridos. El conjunto de los temas más estudiados por enfermería nefrológica pone de manifiesto que cada día existe una visión más integral del paciente y sus necesidades. Por ello, la temática de nuestros talleres abarca varios campos como son:  accesos vasculares, dieta y nutrición, aspectos psicosociales del paciente, así como protocolos internos de actuación siempre basados en la comunidad científica.

La enfermería es una profesión vocacional en la que prima el bienestar físico y psíquico del paciente, convirtiéndose en el centro de nuestros cuidados.

Nuria Sánchez, enfermera (y formadora) de Avericum Chiclana.

¿Cuánto es de necesaria la formación en enfermería?

La formación continua en enfermería es de imprescindible para poder ofrecer al paciente unos cuidados y un tratamiento de calidad.

Debido a los numerosos avances científicos, los/as enfermeros/as debemos de estar continuamente formándonos para poder ofrecer lo mejor de nosotros a nuestros pacientes.

¿Cuál crees que es el valor de la enfermería actualmente, además de los conocimientos técnicos y formativos?

La enfermería es una profesión vocacional en la que prima el bienestar físico y psíquico del paciente, convirtiéndose en el centro de nuestros cuidados.

Para ser buenos enfermeros, además de estar continuamente formados teórica y técnicamente y así ofrecer unos cuidados de calidad, debemos de mostrar nuestra mejor cara, siempre con amabilidad y con una sonrisa hacia nuestros pacientes.

La empatía es algo imprescindible en nuestra profesión. Más importante aún cuando tratamos a pacientes crónicos, los cuales ponen diariamente su confianza y su vida en nuestras manos y con los que tenemos una estrecha relación.