Entrevistamos a Carolina Santana, supervisora de enfermería de Avericum Negrín [Las Palmas de Gran Canaria] para que nos dé su visión profesional sobre la actuación del equipo de enfermería en tiempos de crisis sanitaria.

¿Qué papel juega la enfermería ante crisis sanitarias?

Constituye una pieza esencial  junto con los auxiliares de enfermería dentro de la atención sanitaria e, indiscutiblemente, en contexto de pandemia.

¿Cuál es el factor o la condición que tiene mayor peso ante una crisis sanitaria?

El ejercicio de la Enfermería conlleva una renovación constante, actualización en protocolos y formación en el campo específico de actuación de manera habitual. Enfrentarnos a una crisis sanitaria de esta índole pone a prueba nuestras capacidades, así como los recursos emocionales para gestionar esta situación de permanente tensión.

Carolina Santana, Supervisora de Enfermería de Avericum Negrín.

“Salir de una habitación donde acaba de fallecer un paciente y entrar en la siguiente para seguir luchando por la otra persona que necesita tu ayuda es, sin duda, el rasgo de mayor fortaleza”.

Cuál es el sentimiento general de la enfermería ante la reacción de la sociedad por vuestro trabajo.

Es emocionante como el trabajo que desarrollamos de manera diaria, de repente, alcanza una notoriedad tan elevada a nivel público. Trabajar con personas en situación de enfermedad supone establecer una relación en el peor momento posible para el paciente, nuestra capacidad empática, así como la habilidad para gestionar situaciones complicadas a nivel asistencial ponen de manifiesto las virtudes de mis compañeros (tanto auxiliares como enfermeros), sobre todo tendiendo en cuenta el número de horas que pasamos con ellos.

Hace poco una gran amiga me envío la intervención de una compañera enfermera en la radio, en ella contaba sus experiencias de trato con pacientes y cómo en determinadas ocasiones no se entendía la actitud quizás poco amigable por su parte. Salir de una habitación donde acaba de fallecer un paciente y entrar en la siguiente para seguir luchando por la otra persona que necesita tu ayuda es, sin duda, el rasgo de mayor fortaleza. La empatía de la población con nuestro trabajo ha sido un gran logro en este contexto.

Un mensaje que quieras enviar a todos tus compañeros/as.

Nuestra capacidad de unión ante la adversidad, el sentimiento constante de hacer equipo con compañeros de otras categorías junto con los que “plantar cara” ​a esta situación deberían formar parte siempre de nuestra hoja de ruta.